LEA-2021
100648162_2894799433973890_1552946306060648448_n
Emociones-confinadas-en-niños-y-adolescentes-retransmi
Guía-para-la-familia-perfecta
portada-cppl-formacion-2022

Estoy aquí para ti

Este es el nombre de la nueva campaña creada en estos tiempos de pandemia. Esta se ha creado pensando en la urgencia de inaugurar un nuevo espacio de acogida y acompañamiento para las personas que necesiten ayuda para lidiar con la ansiedad que surge en el momento en que la vida cambia radicalmente de la noche a la mañana, cuando se establece un nuevo sistema de reglas y cuando se vive tan cercano el riesgo de pérdida real y psíquica.

“Estoy aquí para ti” funciona con la ayuda de un grupo de terapeutas voluntarios quienes ingresan a la cuenta de Facebook del CPPL y, gracias a un símbolo diferenciador en los mensajes, les contestan a aquellas personas que hayan escrito contando su situación debido a la cuarentena.

La campaña, constituye una ventana virtual que se puede abrir cuando no podemos ir a ningún lugar y encontrar del otro lado de la ventana unas palabras que invitan a reflexionar sobre los efectos en el comportamiento, en el pensamiento y en los efectos que generan las tensiones actuales, muchas veces anudadas con problemas pre-cuarentena.

Facebook es la plataforma de un nuevo modelo de “consultorio” cuya puerta de ingreso es la conexión y el slogan “Estoy aquí para ti” es el contacto afectivo que se ofrece a través de la palabra escrita que, a pesar de que no esté asociada a la imagen de quien responde ni al sonido de la palabra, las personas “llaman” a esa puerta con el pedido de comprensión a su situación de vida que cambió abruptamente.

La demanda de comprensión para resolver un problema que detiene en mayor o menor medida la vida de una persona es el elemento invariante de la relación terapéutica tanto presencial como virtual; sin embargo, me parece que la experiencia del espacio en Facebook supone al terapeuta una modificación en el acercamiento a la relación teniendo en cuenta que se desarrolla sin la imagen que identifique a los interlocutores y que la comunicación escrita sustrae la carga afectiva que tiene la palabra. Esta modificación implica tener cuidado en la redacción de la respuesta incluyendo el sentido personal que pueda darle a las palabras escritas, no aparece la tensión de la relación en presencia e implica diferenciar los silencios de los tiempos que la otra parte se toma para poner en palabras lo que piensa y siente.

Desde la parte del terapeuta “Estoy aquí para ti”, es una oportunidad para moverse a otros ámbitos menos cómodos que el acostumbrado y conocido consultorio, y sostener nuestra práctica a partir de un psicoanálisis que explore el inconsciente en el siglo XXI.

Castoriadis se refiere al inconsciente como una fuerza intensa que no sólo está contenida por pulsiones, sino que es un flujo incesante de representaciones, de deseos y de afectos. Mi experiencia hasta el momento en “Estoy aquí para ti” me revela que el inconsciente puede circular también por territorios inestables, poco conocidos por nosotros, pero más acorde con su potencialidad de hacer múltiples conexiones.

Verónica Zevallos

Psicoterapeuta de orientación Psicoanalítica

Profesora de Formación Académica en el CPPL

Deja un comentario